La tecnología es cada vez más útil a la hora de satisfacer las necesidades del mercado, por eso conviene saber usarla a favor.

Hoy la transformación digital pasó de ser el futuro al presente, el ahora. La situación que se está viviendo a nivel mundial ha generado la necesidad de que los empresarios y las empresas sean parte del entorno digital.

El proceso de transformación digital no es un plan de acción que se suela llevar acabo de un día para otro, sin embargo, hoy, por la situación de aislamiento que en Colombia (y en el mundo) debemos cumplir, en las empresas se han tomado medidas determinantes que demuestran una aceleración significativa en el proceso de transformarse.

Cada vez son más los negocios o empresarios que ven en la tecnología un canal mucho más pertinente para satisfacer las necesidades del mercado, es por esto que hoy el rol del empresario está más involucrado con el entorno digital.

Los avances en tecnología han permitido que hoy la comunicación sea constante y sin fronteras entre los colaboradores, llevando a realizar tareas simultáneas entre departamentos del negocio, así como automatizar procesos y ofrecerle a los clientes una atención mucho más enfocada a sus necesidades. Ahora no hay límites u obstáculos para pensar que el mercado y la sociedad están evolucionando hacia los negocios digitales.

Cinco aspectos claves para ser en un empresario en la era digital:

  1. Encontrar un propósito más allá de la empresa: el empresario debe encontrar un propósito más profundo que la razón concreta de un negocio. Encontrar algo en función del por qué lo está haciendo y qué impacto positivo genera (tanto a la comunidad como a sus empleados).
  2. Estar orientado al cliente: aunque suena una idea muy obvia, en ocasiones por el afán de crecimiento en números, la experiencia del cliente pasa a un segundo plano. Lo más importante es generar una experiencia que siempre sea simple. Hay que recordar un concepto muy poderoso, “menos es más”. Esto va desde su operación hasta la entrega del servicio o producto, pasando, por su puesto, por la misma administración y gestión del cliente, siempre pensando en la tecnología como la herramienta y puente clave.
  3. Dominar el negocio y todas sus métricas: esto implica también elecciones estratégicas, es más efectivo hacer dos o tres cosas muy bien hechas que muchas para no terminarlas. No necesariamente saber “de todo” implica ser exitoso, todo lo contrario, en la medida que domine su negocio y toda su actividad va a generar una experiencia apuntada al objetivo. Existen hoy múltiples herramientas tecnológicas que ayudan a recolectar la información para analizar cada una de las acciones que se realizan en la empresa, porque la clave de un negocio hoy está en medirlo todo.
  4. Pensar en el crecimiento acelerado vs punto de equilibrio: es necesario tener la ecuación muy bien resuelta. En la medida que las empresas tienen un crecimiento acelerado se alejan de ese punto de equilibrio, sin embargo, estar en su constante búsqueda también es obtener retorno a los inversionistas o al negocio.
  5. Elegir inversionistas y financiadores claves: los negocios al final son un matrimonio y deben tener un acompañamiento completo, desde la junta directiva hasta los mismos órganos de gobierno de los accionistas. Hoy en día por medio de la tecnología es posible conseguir inversionistas o préstamos. Por ejemplo, se puede solicitar un crédito o microcrédito por medio de una fintech, que ofrece otorgamientos en corto tiempo y con procesos 100% digitales.

Estos son los cinco aspectos hacen parte de algunos aprendizajes que en nuestra trayectoria hemos identificado y recopilado para aportar a los empresarios colombianos que quieren llevar su empresa a otro nivel.

 

Mayo-junio 2020