Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

5 CONSEJOS PARA UNA INVERSIÓN INTELIGENTE SIN PERDER TU DINERO

Por Leonardo Daniel Bernardo Aparicio

1- Aclara tus metas financieras

Un punto importante que debemos de tener claro antes de mover nuestro dinero, es definir nuestras metas y objetivos que deseamos conseguir. Pues, de esto dependerá el monto que destinemos cada mes a nuestra inversión, el tipo de producto a manejar, así como el plazo para recibir los rendimientos de nuestro dinero.

Considera los tiempos para tu inversión

Recuerda que las metas a corto plazo se definen como un periodo no mayor a un año, en ellas puedes incluir viajes, o la compra de bienes para el hogar. Por otro lado, las metas a mediano plazo se consideran en un lapso de 2 a 5 años en promedio, ideal para pensar en una inversión que te ayude a emprender y sentar las bases de tu propio negocio.

Por último, las metas a largo plazo, se consideran aquellas cuyo tiempo es mayor a 5 años. Un claro ejemplo de estas metas es adquirir una casa o invertir lo suficiente para obtener una buena pensión al momento de jubilarte.2- Define un monto a invertir

Una vez que tengas claras tus metas, es necesario que realices un presupuesto de todos tus ingresos disponibles para invertir. Con ella tendrás que ser disciplinado para respetar mes con mes el monto que destinarás a tu inversión.

Algunos expertos señalan que el monto ideal para destinar a nuestro ahorro e inversión equivale al 30% de nuestros ingresos. Dinero que debemos descontar al momento de recibirlo y no al final de haber pagado nuestros gastos, así garantizas un monto regular.

Recuerda que no tienes que considerar este dinero como un apartado extra para usar en el tiempo cercano.

También, es una práctica que te ayudará a identificar los gastos hormigas que devoran tu bolsillo de forma silenciosa como servicios de streaming, televisión de paga, comidas fuera de casa, entre otros.

3- Compara  y verifica entidades de inversión

Con el uso de la tecnología en el sector financiero, dio pauta a una gran variedad de empresas que te invitan a invertir. No te apresures, y compara antes el producto que te ofrece otra empresa. Checa a detalle la tasa de rendimiento que te ofrecen, así como las comisiones que pueden aplicar y sobre todo verifica si es una institución regulada.

Para saber la legalidad de una entidad de inversión, la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), tiene un servicio llamado SIPRES (Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros), herramienta que te ayudará a identificar por medio de la razón social, si la empresa cumple con las regulaciones de la ley o se trata de una estafa.

4- Diversifica

Por otro lado, no enfoques toda tu inversión en un producto que promete rendimientos altos, es preferible diversificar tu dinero ante cualquier eventualidad en la economía nacional e internacional.

Algunos ejemplos de productos de inversión son los CETES (Certificados de la Tesorería Federal de México), Udibonos, Bonos, Bondes. Productos que se definen como títulos de deuda que emite el gobierno federal.

La ventaja que tienes al adquirir estos productos, es el bajo riesgo que representa a tu dinero, ya que el mismo gobierno es quien garantiza el pago de rendimientos. ¿Una desventaja?, la tasa de rendimiento no es la más alta comparada con otros productos.

Un producto similar de bajo riesgo son los pagarés bancarios, en ambos casos, el plazo de inversión general es a partir de 30 días.

En caso de productos de mayor riesgo, se encuentran las acciones, ETF’s, FIBRAS, y demás activos que cotizan en el mercado bursátil. Hoy en día, existen apps que te permiten invertir en la bolsa desde $1000 pesos. A pesar de que las ganancias suelen crecer de manera acelerada, debemos ser cautos por la volatilidad que estos productos representan

5- Aprende en que inviertes

Dedica parte de tu tiempo en aprender sobre los productos que inviertes, sus características y beneficios fiscales que puedes obtener de ellos. Para fortalecer la educación financiera, la Condusef emite convocatorias para acceder a sus cursos gratuitos enfocados en la comprensión del mercado financiero.

Complementa tu inversión con ahorro

No olvides que invertir y ahorrar es distintito. Utiliza ambas estrategias para garantizar que tus metas se cumplan en el tiempo que fijes y en caso de una emergencia como la pandemia del Covid-19, es valido usar estos recursos para afrontar la falta de dinero y trabajo.

Por cierto, si quieres más consejos para mejorar tus finanzas personales, no dudes en consultar todas las novedades que tenemos en Oink-Oink.

 

 

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje