Frente a este nuevo panorama que deja la pandemia, es importante que las empresas no solo sobrevivan, sino que se reinventen y evolucionen.

Amás de 100 días de confinamiento, muchas empresas tuvieron que adaptarse al teletrabajo, mientras que otras tuvieron que paralizar para evitar el contagio masivo del coronavirus.

Ahora, con la reactivación progresiva de las actividades, poco a poco están retomando sus labores pero con nuevos procesos y protocolos.

El retorno a las actividades en los centros de trabajo se ha convertido en un reto, dadas las restricciones que deben aplicarse para mantener seguros a los trabajadores y clientes.

La directora de UCAL Internacional, Emilie Lacroix, señala que frente a este nuevo panorama que deja la pandemia, es importante que las empresas no solo sobrevivan, sino que se reinventen y evolucionen.

Es por ello que brinda algunas recomendaciones para que las empresas se adapten a esta nueva realidad:

  1. Considerar la experiencia del empleado

Es importante que las empresas aporten a sus empleados las medidas necesarias que les permitan readaptarse a la nueva forma de trabajo, evaluar qué trabajos se pueden continuar a distancia y contar con un protocolo preventivo en casos de contagio.

  1. Usar la tecnología

Se ha convertido en un punto clave para que muchas empresas puedan continuar con sus actividades a distancia. Deberás desarrollar pautas y manuales detallados sobre cómo utilizar las herramientas para la colaboración a distancia, se debe aprovechar  las plataformas digitales para complementar la labor humana.

  1. Redistribuir los espacios

A fin de mantener el distanciamiento social, deberás evaluar los espacios dentro de tu centro de trabajo y reorganizar los lugares de trabajo para evitar aglomeraciones. Del mismo modo, en caso sea una tienda con atención al público, considera la señalización adecuada y los protocolos de limpieza.

  1. Optimizar oportunidades

Se deben revisar los costos y oportunidades para mejorar. Para mantenerse y crecer, ahora será esencial destinar los recursos a aquello que aporte más valor para el negocio y para la innovación, en un entorno en el que urge nuevas soluciones a los problemas.

  1. Centralización

En este contexto es importante tener un punto de confluencia. Se necesita alguien que supervise y ayude en la integración de todos estos puntos tratados, a la vez que desarrolle y coordine diferentes políticas, como las de comunicación, protocolos, responsabilidad legal, campañas de comunicación, etc.

Mayo-junio 2020