Es el auto eléctrico urbano más esperado en el sector. Cuenta con un diseño muy característico que llama la atención y tiene lo último en tecnología

El esperado Honda e está cada vez más cerca. Se trata de un eléctrico urbano que equipa una variada tecnología, como los retrovisores con cámara, descartando el uso de espejos tradicionales.

Si bien su diseño exterior es muy llamativo, por dentro no es menos. El interior se destaca por su tablero con varias pantallas situadas en disposición horizontal, dos de ellas, de 12,3 pulgadas, que están enfocadas al uso del sistema de infoentretenimiento, otra está delante del conductor y las dos restantes se encuentra en los extremos, encargadas de mostrar las imágenes de las cámaras que hacen de retrovisores en el exterior.

El sistema de infoentretenimiento conectado permite al conductor integrar su móvil con el coche eléctrico, mejorando la interacción y la búsqueda de información por parte del hardware del Honda e. Aunque el auto esté estacionado o en movimiento, los pasajeros podrán utilizar las mismas funciones de conectividad y confort gracias a los servicios conectados y la nueva generación de tablero digital del Honda e.

Así lo explica Konei Hitomi, el jefe de proyecto: “Nuestro objetivo para el Honda e era que el diseño sencillo del exterior continuara en el interior. La atmósfera general del interior se combina con un confort excepcional utilizando materiales familiares como la madera y las texturas de tela, recuerda a una sala de estar de una casa. En este entorno relajado y moderno, los pasajeros pueden utilizar la tecnología avanzada como las cámaras exteriores y la doble pantalla táctil, de forma cómoda, sencilla y sin esfuerzo”.

Las pantallas del sistema de cámaras externas están situadas en una posición ergonómica a los lados del auto, integradas de forma que el conductor, de forma natural, las mire cuando busque los espejos tradicionales.

Las pantallas centrales mostrarán la cámara de marcha atrás cuando se esté estacionando para facilitar la maniobra. Por último, una pantalla de 8,8 pulgadas de diagonal frente al conductor, informará a este de lo que ocurre durante la conducción, como la entrega de potencia del motor eléctrico, la batería restante o el modo de conducción seleccionado.

El Honda e cuenta también con un asistente virtual que interactúa con los pasajeros por voz al decir «OK Honda», seguido de una pregunta o pedido. También tiene integración con Apple CarPlay y Android Auto para conectar el smartphone y equipa la posibilidad de crear un punto de acceso Wi-Fi para que los pasajeros del coche eléctrico puedan conectarse.

Para acceder al auto, se hará por medio de una llave digital, permitiendo abrir y cerrar el vehículo a través de la app de la marca y el celular. Existe la posibilidad de recibir notificaciones relacionadas con la seguridad del coche, si, por ejemplo, se sale de un área marca con anterioridad. Esta app también se podrá utilizar para ver el estado actual de la carga de la batería o consultar el control de la climatización del habitáculo de forma remota.

 

Julio-agosto 2019