Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

10 CONSEJOS PARA QUE LAS EMPRESAS ABORDEN SU TRANSFORMACIÓN DESDE LA INNOVACIÓN SOSTENIBLE

Por Alberto Granados

Alberto Granados es, desde el 1 de julio de 2021, el presidente de Microsoft en España. Con más de 30 años de experiencia en la industria tecnológica, antes de asumir la presidencia de la empresa fundada por Bill Gates era vicepresidente de la división de Digital Transformation Partnerships de Microsoft Corporation.

Estas son diez ideas que contribuyen a recorrer ese camino:

  1. Una cultura empresarial sostenible

El compromiso de las empresas debe ir más allá de una estrategia de marketing o una actuación puntual. Se trata de una cultura de mejora de la sostenibilidad en cada parte de la organización.

  1. Sostenibilidad y transformación digital conectadas

Las empresas y entidades públicas, de cualquier tamaño y sector de actividad, deben conectar cada vez más la forma en que abordan sus proyectos de digitalización y su estrategia de sostenibilidad, e integrar ambos para lograr sus objetivos de generación de valor a largo plazo.

  1. Intercambio de datos

Un mayor intercambio de datos de sostenibilidad es clave para la transformación. A medida que los datos continúan creciendo en importancia y asumen un papel cada vez más fundamental en el progreso y la transformación de la sostenibilidad, las empresas y las organizaciones públicas debe encontrar formas más óptimas de recopilar, gestionar y compartir datos de una manera estandarizada.

Por ejemplo, la iniciativa Planetary Computer de Microsoft pone a disposición de la comunidad científica millones de datos para poder extraer conclusiones sobre cuestiones relacionadas con la protección del medio ambiente.

  1. Desarrollar capacidades específicas

Con el fin de abordar adecuadamente los retos asociados a la puesta en marcha de estrategias de sostenibilidad es necesario aprovechar al máximo el potencial de la digitalización, así como desarrollar las capacidades necesarias entre los empleados.

  1. Un mayor nivel de escrutinio

Con una mayor atención pública sobre el compromiso de sostenibilidad, las empresas deben estar preparadas para aceptar que todas sus decisiones en esta materia estarán sometidas a un análisis profundo.

  1. Modelos de digitalización en la nube sostenibles

Los servicios en la nube de Microsoft pueden ser hasta un 98% más eficientes en emisiones de CO₂ que los servidores on-premise de las organizaciones. Trasladar la carga de proceso a servidores cloud o en la nube tiene un impacto directo en la mejora de la sostenibilidad.

  1. Potenciar el trabajo híbrido

El trabajo híbrido tiene un impacto positivo en la reducción de las emisiones de CO₂. Y la pandemia ha demostrado que es posible.

Actualmente, el 83% de las empresas españolas está preparada para el teletrabajo y pueden facilitar que sus empleados desempeñen su función de forma remota, eliminando desplazamientos y, por lo tanto, emisiones de CO₂.

Un evento para 2.000 personas celebrado en formato virtual puede suponer un ahorro de emisiones equivalente a 5.000 toneladas de CO₂.

  1. Industria inteligente y sostenible

La industria 4.0, basada en el uso de tecnología de internet de las cosas (IoT), la analítica de datos, la inteligencia artificial y el metaverso, representa una excelente oportunidad para profundizar en modelos sostenibles.

El uso de sensores gestionados mediante sistemas inteligentes puede reducir un 20% el consumo energético. El desarrollo de gemelos digitales permite evaluar el consumo energético en un edificio, un almacén, una tienda o una planta de fabricación, y tomar las medidas oportunas para reducir el impacto medioambiental.

  1. Medir de forma estandarizada y automatizada

No se puede mejorar lo que no se mide. Los sistemas digitales permiten automatizar la recopilación de datos para romper los silos existentes en las fuentes, acelerando la integración de datos y la generación de informes.

Pero, para ello, es preciso contar con metodologías estandarizadas que unifiquen globalmente los criterios sobre la medición del consumo de agua, emisiones de carbono y generación de residuos, entre otros parámetros. Herramientas como el Microsoft Emissions Impact Dashboard permiten hacer un seguimiento de las emisiones de CO₂ y tomar medidas para su reducción.

  1. Reciclar y reutilizar

Hay que avanzar en la economía circular en todos los aspectos. La fabricación con materiales sostenibles o reciclados –plástico de los océanos o componentes reutilizados de viejos sistemas–, la inversión en tecnologías que prolonguen la vida útil de los equipos y los hagan más eficientes o la apuesta por el reacondicionamiento del hardware es el futuro. Todo ello conllevará una reducción del desperdicio y pondrá límites a la sobreproducción.

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje